La idea de los nanobots

Con bastante frecuencia, cada vez que oímos el término de nanobots la mente se nos traslada a un escenario de ciencia ficción, el cual nos puede recordar a la trama de algún libro o de aluna producción de Hollywood.

Pero la verdad es que los nanobots están más cerca de convertirse en una realidad cotidiana que nunca. Las investigaciones sobre este tipo de tecnología lleva años en desarrollo y diversos sectores científicos apuntan a que ciertamente será uno de los puntos más altos del desarrollo intelectual de este siglo.

Aunque si nos ponemos a ver un poco de historia nos daremos cuenta que la idea de los nanobots no es precisamente nueva, y que lleva dando vueltas en la mente de la humanidad desde hace unos 50 años.

Ya por el año de 1959 el físico teórico Richard Feynman se atrevía a predecir la construcción de máquinas de tamaño diminuto; las cuales según él, estarían formadas de unos pocos miles de átomos.

Un par de décadas después sería el escrito Eric Drexler, quien sugeriría en su novela de 1987, “Engines of Creation”, que los nanobots serían capaces de eliminar células cancerígenas, así como radicales libres e incluso reparar daños en tejidos celulares.

Ahora bien, centrándonos más en los tiempos actuales; tenemos que decir que al nanotecnología ha gozado de un periodo de desarrollo muy bueno y se presenta con un futuro más que prometedor.

Aunque ciertamente no debemos olvidar que siguen existiendo problemas y limitaciones debido al nivel de al tecnología actual.

Uno de los mayores problemas a los que se enfrenta el desarrollo de los nanobots actualmente, es de otorgarles un sistema de navegación, junto con la capacidad de movimiento autónomo.

Aplicaciones de los nanobots.

Esta más que claro que el terreno de la nanotecnología se encuentra en pleno desarrollo, así como las herramientas que permiten su estudio y nuestra propia comprensión de sus alcances. Pero ya desde hace unos años el campo de la salud es uno de los que espera verse más beneficiado por la implementación de nanobots.

Más concretamente con el tratamiento del cáncer, numerosas investigaciones a nivel mundial arrogan al nanobot como la herramienta ideal para combatir esta enfermedad.

Tanto es así, que diversos investigadores del Instituto de Tecnología de Israel y de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich, han logrado crear nanobots a partir polímeros y nanocables magnéticos; los cuales son capaces de introducirse en el torrente sanguíneo y teledirigirlos para ubicar celular cancerígenas y aplicar medicamentos en ellas.

Otra de las más interesantes aplicaciones que están siendo estudiadas con respecto a los nanobots tiene que ver con la preservación del medio ambiente y la reutilización de recursos.

Aunque todavía sigue habiendo mucho trabajo por hacer, se piensa que los nanobots podrían ayudar en tareas como: el tratamiento de aguas y limpieza medio ambiental.

Si esto se lograra, representaría una solución más que necesaria para el astado actual en el que se encuentra nuestro planeta debido a la explotación desmesurada de recursos actuales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *